Nuestra Historia

El Iate Clube de Santos es considerado hoy – por su estructura de servicios, por el número y calidad de embarcaciones y por su cuadro asociativo – una de las más importantes instituciones náuticas del país.

En sus estatutos, el Iate Clube de Santos se define como una asociación de carácter deportivo sin fines lucrativos, creada para promover y divulgar la mentalidad marinera.

Con esa misión, el club no se limita a promover la custodia segura de embarcaciones. En sus sedes se desarrollan actividades deportivas, sociales y culturales que buscan acercar a sus usuarios a las prácticas náuticas y la conciencia respecto del medioambiente marino.

El club abriga directorios de vela y medioambiente, pesca, deportes terrestres, telecomunicaciones, además de las direcciones de apoyo como social, manutención, náutica. Actualmente, la dirección de medioambiente participa del esfuerzo de obtener todas las nuevas certificaciones del sector; la sede Ilhabela logró obtener certificación de la Fundación Vanzolini (con reconocimiento internacional), comprobando sus prácticas ambientales. La certificación se debe renovar a cada año.

El ICS emplea hoy alrededor de 200 empleados en sus sedes São Paulo, Guarujá, Ilhabela, Paraty y Angra dos Reis, además de ofrecer ocupación a centenares de proveedores de servicios subcontratados como marineros, mecánicos, tapiceros, ebanistas, pintores, laminadores, electricistas, etc. Por la sede de Guarujá – la más dinámica durante el año – pasan todos los días alrededor de mil proveedores de servicios subcontratados, sirviendo el club y las embarcaciones allí abrigadas, sea en el agua o en seco (hangares).

Fundación

La institución fue fundada en 1947 por un grupo de personas interesadas en encontrar un lugar seguro para la custodia de sus embarcaciones, veleros en su mayoría.

La reunión en que se redactó el acta de fundación del club ocurrió en el palacete de Doña Veridiana da Silva Prado, en Avenida Higienópolis nº 18, por ese entonces la residencia de Jorge da Silva Prado, uno de sus bisnietos, fundador y primer dirigente del ICS.

El área escogida para la instalación de la sede náutica es aquella ocupada aún hoy por la sede Guarujá, ubicada al lado de la balsa, por sus condiciones de presentar aguas protegidas y fácil acceso a São Paulo.

En 2007, conmemorando los 60 años de fundación del club, se inauguró, en Guarujá, un nuevo hangar de servicios que atiende también embarcaciones de no-asociados.

La identificación de los asociados con eventos de vela, nacionales e internacionales, hizo con que el club fuera elegido como punto de partida para la más importante regata oceánica del país, la Regata Santos-Rio, que está en su 59ª edición.

Dadas las características de su actuación, con el paso de los años se creó una relación muy estrecha del club con las autoridades portuarias de cada una de sus sedes, así como con el Octavo Comando Naval en São Paulo. Además de apoyar las actividades de la Marina, el club actúa en la divulgación de normas y recomendaciones emitidas por el órgano federal.

Por los servicios prestados a la comunidad náutica, el ICS recibió, en 2006, en Brasília, la distinción máxima de la Marina de Brasil para instituciones civiles.

Creación de un club

Los primeros años fueron utilizados para crear una infraestructura de servicios capaz de alojar y mover el número creciente de embarcaciones, llegando a un número de alrededor de 250, entre lanchas y veleros.

Durante ese tiempo – y hasta hoy – el club desarrolla sus sistemas de radio, de forma a acompañar todas las salidas – y retornos – de barcos de su sede, además de apoyar el tráfico marítimo de manera general, y facilitar informaciones sobre tiempo y condiciones del mar. La sala de radio ofrece apoyo también en situaciones de emergencia involucrando embarcaciones no asociadas, ofreciendo así un servicio de utilidad pública.

Con la expansión del Iate Clube de Santos y la implantación de sedes en Angra dos Reis (en el Condominio do Frade) e Ilhabela (en Ponta do Barreiro) y de un apoyo para los socios en Paraty (en la Marina Porto Imperial), la cobertura de radio se tornó más amplia y eficaz.

A lo largo de los años, el ICS formó una amplia red de clubes asociados, con los cuales mantiene contratos de reciprocidad. Esos acuerdos hacen con que el ICS, en todas sus sedes, reciba, constantemente, embarcaciones de todo el país e incluso del extranjero, ofreciendo apoyo y servicios durante la permanencia de los barcos. El club, incluso, es conocido en el medio náutico por la calidad del servicio a embarcaciones visitantes, ya sean de clubes asociados o no.

Divulgación

Para divulgar sus actividades el ICS utiliza su informativo trimestral, la Revista Iate Clube, que tiene más de 160 ediciones. Además de dedicarse a las actividades del club y de sus asociados, la revista se propone a tomar posición en favor de la preservación, conservación y respecto al medioambiente – con textos y sugerencias prácticas.

A partir de abril de 2009, el ICS pasó a editar una nueva revista, la Revista Iate, publicación bimestral destinada al mercado náutico, enfocando el estilo de vida de quienes aprecian el mar, con temas culturales, de comportamiento y novedades del mercado náutico. (www.revistaiate.com.br)